Dale marcha a tu baile inaugural

Dale marcha a tu baile inaugural

En todas las bodas la fiesta se inicia con el baile de los novios, ya convertidos en marido y mujer. Y normalmente, este baile es un vals. Sin embargo, en los últimos años hemos sido testigos de un cambio de tendencias, bailes divertidos, improvisaciones, coreografías y recreaciones son cada vez más habituales en los novios de hoy en día.

Todavía hay algunas parejas que se decantan por el tradicional vals, que si bien es verdad que queda tremendamente elegante, tiene su dificultad. Espalda recta, manos bien colocadas, pasos firmes y cortos, en fin, movimientos muy técnicos que os harán, quizás, poneros más nerviosos.

Pero, hay otras alternativas, por ejemplo, un tango: ¿Hay baile más sensual que éste? Requiere grandes dosis de pasión y es un momento perfecto para demostrar a tus invitados lo compenetrados que estáis. Movimientos provocativos, sexys, y miradas infinitas a los ojos.

Si por el contrario sois más espontáneos, podéis elegir la salsa. Las hay románticas, atrevidas, sensuales y siempre muy, muy animadas. Seguro que vuestros invitados comenzarán, enseguida, a dar palmas y a animaros. Puede ser muy divertido.

Realmente, se puede considerar que este primer baile de casados es un regalo de los novios ofrecen a sus invitados. No es fácil bailar delante de las miradas de todos. Así que es un momento muy importante y especial que los novios no obvian y que preparan gustosos y con antelación. Aunque con no menos dosis de nerviosismo, sobre todo si hay timidez por medio.

Algunas parejas se atreven a coreografiar la ‘banda sonora’ de su relación o canciones de moda. Es muy buena idea puesto que, seguro, un gran número de tus amigos la conocen y participaran sin problemas en el baile acompañándoos y haciendo, aún más divertido este momento.
Otra opción no menos divertida es recrear bailes de películas por todos conocidos, por ejemplo, la romántica ‘The time of my life’ de Dirty Dancing o la roquera, ‘Your are the one that I want’ de Grease.

También es verdad, que ya puesto a salirnos de la ‘norma’ puedes hacer variaciones de variaciones, es decir, podéis comenzar el baile con un tema suave, acaramelados y de repente cambiar la música y comenzar un baile más alocado.

Como veis hay múltiples opciones para que es ‘mal trago’ de bailar con las miradas de todos pendientes de vosotros sea más divertido e inolvidable. Pero hagáis lo que hagáis recordad: lo importante es divertirse, sorprender a tus invitados, convidarlos al baile y que ninguno se quede sentado a la mesa, y disfrutar juntos de un momento mágico.

 

Aún no hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Política de Cookies X

Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información vea Aviso Legal y Cookies.